jueves, 14 de noviembre de 2013

American Gods Edición X Aniversario




La vida en la cárcel es dura. Pero siempre queda un rayo de esperanza si sabes que, a la salida, te espera una mujer que te ama, un amigo que te quiere, un trabajo que adoras.Todo eso es lo que quiere Sombra, que está a punto de salir de la cárcel. Pero un día le comunican que su mujer y su mejor amigo han muerto en un accidente de coche. Entonces, contratado por un extraño anciano experto en timos y estafas que responde al nombre de Wednesday, Sombra empieza un interminable viaje a lo largo y ancho de América, perseguido por el espíritu de su esposa.




Cuando Sombra sale de la cárcel descubre que todo aquello que amaba ha desaparecido. Lo único que le queda son unas ínfimas ganas de vivir. Así que las utiliza para crear una extraña alianza con Wednesday, un timador de poca monta que lo llevará por toda América. En su viaje Sombra irá descubriendo que Wednesday no es quien dice ser y que los personajes que encuentran por el camino también guardan su porción de misterio. 
En American Gods viajaremos por Estados Unidos de la mano de Neil Gaiman y acompañando en sus andanzas a un tipo oscuro y parco en palabras y su extraño jefe: Wednesday. 
Neil Gaiman ha concebido esta novela de la misma forma que se crea una obra arquitectónica: de forma minuciosa, despacio y sin prisas.Nos va desentrañando los misterios que rodean lo cotidiano de la historia principal mientras alterna con sueños del protagonistas y leyendas sobre dioses.
En lo referente a dioses Gaiman demuestra haberse empapado del tema para que historias, nombres y gestas heroicas de ciertos personajes encajen como un puzle con el todo. Por otro lado, y utilizando como excusa los nuevos dioses, Gaiman deja unas cuantas y acertadas reflexiones en el aire que critican el tipo de mundo en el que ahora vivimos.



A pesar de ser un libro de más de 500 páginas se lee rápido. La historia engancha, probablemente debido a la curiosa mezcla de géneros (terror, fantasía, novela negra, roadtrip). 
Neil Gaiman desde un principio pone las cartas sobre las mesa, parece no pretender engañar al lector pero al final lo hace. Lo lleva por donde quiere y a donde quiere y el final, como poco, sorprende.
Tal vez la única pega que se le pueda sacar a American Gods es Sombra. Como protagonista de la historia es soso, falto de carisma y aburrido hasta las trancas, algo que parece mejorar en el tramo final pero que aún así no lo salva de la quema.Por suerte los secundarios que lo arropan suplen con creces todas las carencias del protagonistas.
 Las novedades de la edición X aniversario son la extensa explicación de cómo y porqué Gaiman decidió escribir el libro y unas cuantas páginas que se vio obligado quitar del libro por que sus editores le dijeron que era demasiado largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Inserta tu opinión aquí...