lunes, 28 de octubre de 2013

El Atlético Invisible



Ante el espectro de drásticos recortes que amenazan con perjudicar a su sosegado y agradable modo de vida, los magos de la Universidad Invisible de Ankh-Morpork se ven obligados a ceder a la voluntad de Vetinari, el tirano benévolo de la ciudad, y reanudar con la tradición futbolera de su venerable institución. 


Pero cuidado... No solo tendrán que aprender a dominar las impenetrables técnicas del balompié, formar un equipo en condiciones e incluso ganar un partido, sino que también tendrán que hacer todo eso sin recurrir a la magia.

Afortunadamente, cuentan con la ayuda de cuatro trabajadores de la Universidad: Trev, un simpático gamberro que lleva el fútbol en la sangre; Juliet, una hermosísima chica algo pánfila, pero de buen corazón, cuyo debut como modelo revolucionará el mundo de la moda; Glenda, la imprescindible cocinera de noche; y el hacendoso señor Nutt, cuyos orígenes son un misterio para todos, incluso para él mismo. Al acercarse el día del gran partido estas cuatro vidas se verán enredadas y cambiadas para siempre, mientras que el juego que tanto fervor despierta entre sus conciudadanos quedará sutil pero inconfundiblemente transformado.




Vetinari el "jefazo" de Ankh-Morpork decide, no sin tener buenas razones, que los magos deben participar sí o sí en la liga de fútbol. Eso creará bastantes situaciones alocadas, ya que los magos que hacía tiempo no hacían ni lo más mínimo deberán entrenar cuerpo y mente para poder ganar la liga, ya que por unas determinadas circunstancias tienen mucho en juego. Y casualmente será alguien de muy baja clase el que deba darles lecciones para que finalmente puedan llegar a buen puerto.
Terry Pratchett se atreve con todos los temas y es que esta vez sin medias tintas se mete de cabeza en el mundo del fútbol, o algo que se le parece . Ya que es una mezcla entre fútbol, rugby y dar golpes sin ton ni son al que se cruce en tu camino.
No solo del deporte rey trata la historia, si no también de los hinchas y de las peleas que hay entre bandas rivales; todo con humor e ironía pero acercándose tanto a la realidad que llega a impresionar. Esa sería la trama principal pero conociendo a Pratchett y sus rocambolescas mezclas no es de extrañar que a medida que avanza la historia nos encontremos una historia al estilo Romeo y Julieta (cambiad a las familias por hinchas rivales) con tintes en algunos tramos de la Celestina. Y por si eso fuera poco para convertir El Atlético Invisible en una historia delirante y divertida nos encontraremos en más de una ocasión con un pase de modelos con ropa para enanas patrocinado por dos modistas un tanto peculiares.



El Atlético Invisible se lee rápido gracias a la prosa de Terry Pratchett que te obliga a ir a por faena, que sea entretenido a la par que crítico también ayuda. Y aún así no es de lo mejorcito de Pratchett. Tal vez sea el tema que no da más de sí (y eso que el autor lo exprime con maestría y saca lo mejor). O tal vez los personajes, que aunque bien definidos y divertidos no acaban de tener el carisma típico de las novelas de Pratchett.



El Atlético Invisible es una novela muy recomendable para todo aquel lector que quiera embarcarse en el mundo creado por Terry Practchett, para los fans, acostumbrados a novelas mucho más potentes tal vez les parezca algo floja.

"Lo que pasa con el fútbol, lo verdaderamente importante del fútbol, es que no se trata simplemente de fútbol"

martes, 22 de octubre de 2013

Battle Royale



En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE. 


Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior, y solo puede quedar uno. 

Todo está permitido para sobrevivir.Empieza el juego.Empieza BATTLE ROYALE.




Battle Royale es un juego, un juego cruel a la vez que un método de control de masas que el gobierno utiliza cada año entre los jóvenes.
El método es sencillo, el gobierno, primeramente, secuestra a cierto número de estudiantes y los envía a una remota isla. Allí, controlados mediante todo tipo de dispositivos, se verán obligados a luchar a muerte entre ellos con el arma que se les otorga al principio o con las que vayan consiguiendo a base de abatir enemigos. Escapar es imposible y desde afuera nadie acudirá a ayudarles ya que sus familiares serán objeto de todo tipo de amenazas, y si eso no funcionan simplemente son eliminados.
Battle Royale de Koushun Takami es una novela que sin aburridos preámbulos entra en acción casi al instante presentando un sinfín de personajes de complicados nombres que en un principio pueden llegar a atolondrar al lector. A pesar de eso, con el avance de la historia son pocos los personaje protagonistas y muchos los simples secundarios que se dejaran la piel por el camino.



En Battle Royale lo que prima son los asesinatos violentos por la supervivencia y las relaciones humanas. Asistiremos pues a cientos de formas crueles de matar a la par que extraños pactos entre personajes de diferentes y encontradas personalidades. Y sí, también hay amor. Un tipo de amor insulso y demasiado correcto, muy estilo japonés. 
Battle Royale es un libro entretenido, que hace reflexionar en contadas ocasiones... pero no pasa de ahí. Y es que esa prosa plana, sin ningún tipo de sentimiento y que en algunos tramos da la sensación de estar leyendo un largo y aburrido telegrama, junto al nulo carisma de sus personajes (también planos) se convierten en un lastre (muy pesado) para la novela.

martes, 8 de octubre de 2013

Cuentos de Ciudad Esmeralda



Tras varios meses de arduo trabajo, por parte de los coordinadores del proyecto que se han encargado no solo de escoger relatos e ilustraciones si no que, con su saber hacer, también han montarlo un libro solidario con mucha clase. Así pues, Cuentos de Ciudad Esmeralda por fin ve la luz. 
Cuentos de Ciudad Esmeralda es un libro de cuentos solidario que recoge 35 maravillosos cuentos y 36 ilustraciones (granitos de arena aportados por escritores e ilustradores) que harán las delicias de pequeños y mayores. 
La recaudación ira a para íntegramente a la Fundación Luis Olivares para niños con leucemia. Cuentos de Ciudad Esmeralda es solo una excusa, una maravillosa excusa, para poder ayudar a esos pequeños héroes a seguir luchando. Ahora nos toca a todos apoyarles.



El libro de Cuentos de Ciudad Esmeralda se puede adquirir a través de Amazon.
El hastag para hablar del tema, como no podía ser de otra forma, es: #CuentosDeCiudadEsmeralda
Si queréis saber más, en el blog de Mensajeros de Oz explican paso por paso y desde el principio todo el proyecto.

jueves, 3 de octubre de 2013

Ha vuelto




Es el verano de 2011. Adolf Hitler despierta en un descampado en el centro de Berlín. No hay símbolos nazis, reina la paz, las calles están invadidas por extranjeros, y Alemania está gobernada por una mujer rechoncha que hace lo que quiere en Europa. Sesenta y seis años después de su caída, el resucitado Hitler triunfa en la televisión como perfecto imitador del Führer, un cómico genial. Pero él no bromea en absoluto. La fama es la plataforma perfecta para retomar su carrera política. ¿Qué daño podría hacer hoy Hitler? Esta disparatada historia está contada por él mismo, un hombre que analiza tenazmente su entorno, que descubre de modo fulminante los puntos débiles de los demás, que, con una terquedad sin límites, se guía por su extraña lógica, con fanatismo pero también con lucidez. 


Adolf Hitler despierta en 2011. Lo último que recuerda es que estaba en su bunker totalmente desesperado y con una pistola en la mano. Recuerdo que borra rápidamente de su mente al descubrir que la Alemania en la que él vivía ha cambiado demasiado para su gusto. Vestido con su uniforme por las calles de Berlín en no mucho tiempo la gente lo confunde con un imitador del dictador. Y mientras Adolf intenta adaptarse a los nuevos tiempos unos productores de televisión ya planea hacer un programa de humor con él.

Timur Vermes, el autor, poniéndole gafas a Hitler


Ha vuelto es una novela que en la sinopsis venden como de humor. Y así es, pero hay que matizar, ya que el libro se puede dividir perfectamente en tres partes (o en tres formas de narración). La primera y más divertida, y la que llegará al gran público: esa en la que un Adolf Hitler intenta adaptarse al nuevo mundo. Descubriendo lo que es la televisión ( horrorizándose con los programas de cocina). Descubriendo lo que es un ordenador y el ratón. Intentando averiguar si todavía queda algo de lo que él instauro con mano dura. Y alucinando cuando observa como, por ejemplo, una señora recoge las heces de su perro.
La segunda parte: Hitler observando su mundo desde su anticuado y retorcido prisma. Brillantemente escrito en forma de sátira y dando algún que otro puyazo a la sociedad actual.
Y por última la tercera, muy similar a la segunda pero cargada de referencias a la primera y segunda guerra mundial. A la política de entonces y comparándola con la de ahora. Algo que puede hacer gracia a un alemán o a alguien muy puesto en esos temas. Y aún el anexo de ayuda que hay en el libro explicando los personajes o lugares de la época de Hitler el que vaya buscando un libro de humor se sentirá defraudado. Ya que esta tercera parte, la de los monólogos del Führer (bien escritos y que demuestran que Timur Vermes, el autor, se ha empapado del personaje) esos que pueden llegar a ocupar capítulos enteros (entre 6 y 10 páginas) pueden resultar un hueso duro de roer. Un tostón, hablando claro. Haciendo que la novela no avance y que tras varios capítulos a Hitler no le haya pasado nada de nada.

Charles Chaplin en: El gran dictador


Ha vuelto es un libro sobre el retorno de uno de los personajes más controvertidos del siglo XX y su forma de ver el siglo XXI. Un libro escrito en clave de sátira política que pretende divertir pero que al final y sobretodo con ese aire de novela de ensayo acaba aburriendo.