miércoles, 31 de diciembre de 2014

El mejor y el peor del 2014




Han sido unos cuantos libros y cómics los que este año han pasado por mis manos. Unos me han hecho estremecer disfrutándolos, otros simplemente han pasado sin pena ni gloria y algunos me han decepcionado. En general ha sido un año cargado no sólo de novedades, sino también de reencuentros con clásicos de la literatura que llevaban un tiempo esperándome, bueno dejo de enrollarme y voy al grano.








El peor del 2014 

Descansa en paz de John Ajvide Lindqvist me dejó tan indiferente como decepcionado. Creo que mis expectativas estaban muy altas tras leer la sinopsis, y poco a poco mientras iba avanzando en la trama se fueron desinflando. Descansa en paz trata sobre zombies, pero no son lo típicos monstruos descerebrados y peligrosos ansiosos por comer carne humana; en este libro los muertos simplemente vuelven a la vida y poco a poco, y no todos, pasan de un estado catatónico a uno más "normal". Descansa en paz es un libro que reflexiona sobre la muerte y la vida y poco o nada tiene de terror. No es un mal libro, pero la idea carece de desarrollo y se pierde en divagaciones filosóficas cada dos por tres. 






El mejor del 2014

Los surcos del azar de Paco Roca es ese cómic que debería estar en las escuelas para aprender sobre un tramo casi olvidado de nuestra historia. En el cómic el autor nos habla de aquellos que habiendo perdido la guerra civil española se enrolaron en el ejercito francés para continuar luchando por las libertades y contra el fascismo siempre con la pequeña esperanza de alguna vez volver a su tierra.
Con este cómic Paco Roca vuelve a subir el listón (cuando ya lo había dejado muy alto con su obra Arrugas), con una narración sublime y un dominio de los tiempos y las imágenes que al final repercuten en las emociones del lector. Sin duda una obra de arte.


jueves, 25 de diciembre de 2014

¡Feliz Navidad!



Os deseo una feliz Navidad a todos aquellos incondicionales que me seguís, a aquellos que me seguís más de tanto en tanto, a aquellos que entráis por error, y sobretodo y en especial, a aquellos que os encanta la lectura y que pensáis que regalar un libro por estas fechas es una de la mejores opciones para hacer feliz a alguien.





Un abrazo muy fuerte desde mi lugar secreto.

                                                                                                                   Lucas Weisz

sábado, 20 de diciembre de 2014

El ladrón de cerebros



La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender. En El ladrón de cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI -los científicos- y compartirlo con sus lectores. Así, a través de las amenas historias de este libro terminarás familiarizado con los debates más candentes en neurociencia, cosmología, genética, psicología humana o cambio climático. Pero, además, el ladrón de cerebros también rastreará el recorrido de un virus de resfriado por su cuerpo, se introducirá en un escáner cerebral para ver si es capaz de detectar sus propias mentiras, hurgará en las fricciones de la ciencia con la religión y el creacionismo, le pedirá a sus hormonas que le expliquen por qué se enamora, se rendirá a los pies de la teoría del caos, comprobará lo desastroso que es el cerebro tomando decisiones meditadas, entenderá por qué las pupilas de la mujer se dilatan en pleno orgasmo, buscará el origen de las supersticiones, analizará por qué revistas como Science o Nature contienen más errores que otras consideradas inferiores, sabrá los motivos que llevan a un científico entrañable a continuar investigando hasta los noventa y seis años, se volverá loco intentando comprender qué diantre son la antimateria o el entrelazamiento cuántico, y observará sobrecogido gusanos de ocho cabezas, ratas que corren sólo cuando luz azul activa sus neuronas, electricidad que fluye sin cables y células de la piel reprogramadas a cardíacas. ¡Disfruta de la ciencia que El ladrón de cerebros ha robado para ti!

Instituto Tecnológico de Massachusetts

Imaginaos en un buffet libre de comida observando todos esos manjares expuestos. Y tras meditarlo unos instantes, y porque os gusta mucho comer y vuestro pecado es la gula, pasáis a la acción, corriendo de un lado para otro desesperados por engullir todo lo que podáis. Eso a grandes rasgos es El ladrón de cerebros, un buffet libre de ciencia. Pere Estupinyà nos trae un libro muy variado con un un lenguaje cercano y ameno; es casi como si un amigo científico te explicará teorías, experimentos, inventos, etc, mientras tomas unas cervezas en el bar. Así que utilizando en más de una ocasión anécdotas reales que le han ocurrido enlazará un tema con otro, todos ellos cargados de la ciencia más "actual" (el libro es de 2010 y ya sabemos que una parte de la ciencia se actualiza más a menudo que el SO de un smartphone) que él mismo ha "robado" de algunas de las mentes más brillantes que habitan en el MIT (The Massachusetts Institute of Technology).

Pere Estupinyà contento con su "robo"


En el ladrón de cerebros no hay cabida para todas las vertientes que tiene la ciencia, sería harto complicado y además se necesitaría una enciclopedia más que un único libro de apenas 450 páginas, pero sí es verdad que hay temas variados tales como neurociencia, cosmología, biología, temas medioambientales, pasando además por explicaciones de cosas tan habituales como padecer un resfriado o enamorase o tener un orgasmo. A veces en muchos temas te quedas con ganas de más, y otros se hacen algo pesados, pero como dice el autor en el prólogo, este no es un libro lineal no es necesario leerlo por orden y si tienes que saltarte un tema (cosa que yo no he hecho y tenía que decirlo) porque te parece aburrido (y alguno hay) es mejor que lo hagas.



El ladrón de cerebros es una excelente obra para todos aquellos que les pique el gusanillo de la ciencia pero les de miedo aventurarse con libros más centrados en un sólo tema y/o con lenguaje más técnico. Luego una vez abierto el apetito es posible que os lancéis con algún tema más concreto y la bibliografia de este libro os puede servir de puente para ello.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Batman: El regreso del caballero oscuro



En 1986 se publicó El regreso del Caballero Oscuro, un cómic escrito y dibujado por Frank Miller en cuyas páginas se narra la historia de cómo Bruce Wayne abandona la lucha contra el crimen tras la muerte de Robin y cómo la retoma a sus 55 años. Esta obra revolucionó la forma de entender y narrar en el cómic mainstrem estadounidense, influyendo a toda una generación de autores de todo el mundo. El carácter profundo y misterioso del nuevo Batman despertó de nuevo el interés por la figura del Murciélago y confirmó a Frank Miller como de uno de los grandes genios del arte secuencial de su tiempo.



Tras la muerte de Robin Batman se sumió en una depresión y despareció sin dejar rastro. Han pasado diez años desde su último avistamiento y la ciudad de Gotham está sumida en un caos de corrupción y crímenes violentos que la policía no es capaz de controlar. Por otro lado el comisario James Gordon, otrora policía incansable, ha decidido que ha llegado su hora y está a punto de jubilarse. Entonces una noticia se hace eco en los medios: Dos Caras, que ha pasado largo tiempo en el asilo Arkham, está a punto de volver a la ciudad y parece ser que está recuperado. Un Bruce Wayne incrédulo ante esta noticia y ya mayor, con muchas canas y algún que otro achaque, pero con una fuerza brutal que le hierve desde el interior volverá a enfundarse el traje para hacer justicia en las calles.



Y así es como Frank Miller nos presenta el regreso de Batman. Un Batman que ha envejecido como cualquier otro mortal pero que igual que siempre sigue lidiando con sus miedos y temores. En El regreso de caballero oscuro  el hilo conductor de la trama es curiosamente la televisión. Frank Miller de una forma muy inteligente nos va enseñando los diferentes programas de televisión que con hipocresía y en algunos casos una total falta de moral enlazaran con sucesos que ocurren en una Gotham en plena era de la Guerra Fría. De esta forma asistiremos a la cacería que mantendrá el justiciero mientras a su vez la policía de Gotham, e incluso el gobierno, intenta cazarlo a él por sus métodos violentos.


  
La narración de la historia no sólo corre a cargo de la televisión, que es prácticamente omnipresente a lo largo de toda la historia, sino también de la forma de pensar de los personajes. Principalmente los de Bruce Wayne, pero pasando por Robin, El Joker (que protagoniza un despertar épico al descubrir que su némesis ha vuelto) James Gordon, etc. Frank Miller logra que las diferentes personalidades de cada uno queden plasmadas a través de esos pensamientos personales e íntimos con un grado de profundidad psicológica apabullante. Pero además de todo esto Batman vuelve con todos sus gadgets, vehículos, mala leche y un sinfín de acrobacias y mamporros.
El dibujo es tal vez lo único que no hace toda la justicia que debería a este cómic. En mi opinión es demasiado desigual, tan pronto pasa de la caricatura más extrema a las ilustraciones épicas a toda página. Pero esto es algo que una vez estás metido de lleno en la aventura se olvida y pasa casi desapercibido.



Batman: El regreso del caballero oscuro es una obra de lectura obligada para los fans de Batman y para aquellos que busquen cómics de superhéroes con una historia que cale.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Pigmeo



Pigmeo forma parte de un grupo de terroristas adolescentes enviados a Estados Unidos para cometer un atentado masivo. Camuflado como estudiante de intercambio, el agente 67 deberá convivir con la típica familia americana mientras planifica el ataque. Para conseguir su objetivo cuenta con unos conocimientos avanzados de química y el dominio de las artes marciales. Está entrenado para detonar un artefacto mortífero en el momento preciso, si consigue, eso sí, controlar sus inoportunas erecciones.





El agente 67, más tarde bautizado con el mote de Pigmeo por sus amigos y familiares de acogida, es un muchacho extranjero que junto a otros compañeros de su país llega a Estados Unidos infiltrado como estudiante, pero con el propósito de perpetrar un terrible atentado. El problema es que poco a poco se va encariñando con los ciudadanos que le rodean y con su extraña forma de hacer las cosas, y eso no hace más que crearle tantas dudas como problemas con sus compañeros terroristas.



Chuck Palahniuk vuelve a la carga con un libro tan extremadamente raro como repleto de sátira. El autor se sigue riendo y criticando, a su manera, el consumismo desmesurado, la religión y sobretodo el racismo. Y para ello se ayuda de un curioso y carismático personaje, un adolescente que podría venir de cualquier país con un régimen totalitario con un dictador al mando. En el libro es Pigmeo quien relata su historia mediante informes, con un dominio escaso del idioma sus frases cortas vienen cargadas de errores gramaticales y de un puñado de adjetivos calificativos que en más de una ocasión provocan la carcajada. Los momentos de humor negro se mezclan con otros de acción, en los que el protagonista utiliza artes marciales, o con las típicas escenas de las que tanto gusta al autor describir con extrema meticulosidad. Escenas estas últimas repletas de todo tipo de fluidos, violencia o sexo. A través de esos informes el autor también nos hace revivir la dura infancia del protagonista y los contrastes culturales, los cuales les llevarán a él y a sus compañeros a meterse en más de una situación tan extraña como embarazosa.



En general Pigmeo es un libro entretenido, con los típicos tics que el autor de forma consciente o inconsciente deja en la narración, que se deja leer y que nos explica una bizarra historia de amor y redención de un terrorista adolescente.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Superior



Simon Pooni era un muchacho normal. Tenía muchos amigos, jugaba al béisbol, empezaba a interesase por las chicas... Todo esto le fue arrebatado en el momento que la esclerosis  múltiple apareció en su vida y lo obligo a caminar con muletas. Desde aquel momento, y debido a las limitaciones de la enfermedad, Simon se encerró en si mismo. Su vida transcurría entre leer libros y cómics, ir al cine de tanto en tanto con el único amigo que no le dio la espalda y soportar las burlas y risas de los matones de la escuela. Un día, y por la mediación de un extraño mono parlante, Simon recibirá un don que le dará la opción no sólo de volver a caminar, sino también de mejorar el mundo que le rodea.



Superior viene a ser como una bizarra mezcla entre Big ( la película que protagonizó Tom Hanks en la que un niño pedía un deseo para hacerse mayor) y Superman ( de hecho el autor y dibujante no esconden su amor hacía ese personaje y Superior no es más que un claro homenaje hacía su figura y en especial al actor que mejor lo ha interpretado: Christopher Reeve).
Pero como dice un antiguo proverbio chino "Cuidado con lo que deseas", y es que en la historia habrá un pero, una elección que planteará un debate moral al protagonista (y de rebote al lector), que no es más que un adolescente. Aún así, la historia que plantea Mark Millar, aunque repleta de momentos emotivos, heroicos (increíblemente bien llevado el tramo en el que el héroe decide intentar acabar con los talibanes), amor no empalagoso y acción, no es ni de lejos lo mejor de este autor y tampoco aporta nada nuevo al género. 



Por otro lado encontramos a cargo del dibujo a Leinil Francis Yu que hace un trabajo excelente en el diseño de personajes, en la recreación de ciudades y entornos y en las dobles páginas (como la del submarino) que otorgan una grandeza superior (nunca mejor dicho) al cómic. Pero el colorido que se le ha dado al trabajo de Yu es algo inferior a lo que merecía, en especial en los primeros planos de rostros, los cuales están  demasiado recargados con varias tonalidades o sombras, y aunque este hecho hace que tal vez dichos rostros ganen en expresión algunos quedan demasiado difuminados.



Superior es una interesante vuelta de tuerca al cómic de super héroes, con algún giro argumental curioso, otros que chirrían y que goza de unas escenas de lucha sorprendentes al más puro estilo Hollywood.