sábado, 19 de marzo de 2016

Los Wrenchies



Sherwood y Orson jamás deberían haber entrado en esa cueva. Aquel día se abrió una puerta entre nuestro mundo y una realidad profana y oscura… y el destino de la tierra cambió para siempre.
En ese futuro demente, cuanta forma de vida permanece sobre la faz de la tierra se halla oprimida por los diabólicos Hombresombras. Solo una pandilla de chavales vigorosos y despiadados que se hacen llamar Los Wrenchies puede aspirar a hacerles frente. Hollis, por su parte, es un chico solitario de nuestro mundo que encuentra el lugar al que pertenece cuando se ve mágicamente transportado al futuro de Los Wrenchies. Pero no se trata de un lugar donde la vida sea sencilla, y el desafío al que Hollis debe hacer frente resultará mucho más amplio de lo que nunca hubiera esperado.



Los Wrenchies es la historia de un grupo de chavales que vive en una especie de futuro en el que por la Tierra vagan extraños hombres, muertos vivientes, insectos y algún que otro ser extraño más. Deberán luchar contra todos y además intentar salvar el mundo de la destrucción. Una historia bastante típica, ¿verdad? Pues no se acerca ni remotamente a ese adjetivo porque el cómic escrito y dibujado por Farel Dalrymple es una metáfora, muy enrevesada, sobre lo que significa crecer, o más bien sobre lo que significa crecer y no querer aceptarlo. Es algo así como Peter Pan colocado de anfetaminas y borracho. Porque un poco es la sensación que da, que el autor se ha automedicado más de la cuenta, que ha tenido un viaje muy chungo y que nos ha hecho participes de él. Y en cierto modo hay que agradecerlo, porque la historia es alucinante, llena de extrañas aventuras y raros personajes, con un dibujo de trazo cuidado asombroso y con un colorido que te dejará perplejo. También es cierto que la historia es compleja, pero mucho.


 
Por la metafísica y la metamagia, y otros metas más puede recordar a algunos cómics: como por ejemplo el Alef-Thau de Arno y Jodorrowsky o El Incal de Moebius; pero sin duda Los Wrenchies tiene su sello personal, con esa forma de narrar, que llega a ser un poco desconcertante, mostrando varias lineas temporales o por ese dibujo tan repleto de detalles.



Los Wrenchies es un cómic tan extraño como fabuloso, con una historia algo confusa que ni siquiera con una segunda lectura llega a desentrañarse del todo, pero que te transporta a un mundo tan mágico como tenebrosamente oscuro.

2 comentarios:

  1. Solo por las ilustraciones que has colgado y las temáticas, ya vale la pena darle una oportunidad a esta obra. The Wrenchies parece lo suficientemente diferente como para no encasillarse en lo más típico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Ya sólo por las ilustraciones vale la pena. Y aunque la historia es muy rara y en algún momento difícil de seguir consigue atrapar a los que buscamos algo menos convencional.

      Eliminar

Inserta tu opinión aquí...