lunes, 12 de diciembre de 2016

5 Centímetros por segundo




Takaki Toono y Akari Shinohara estaban destinados a encontrarse, así que cuando sus vidas se cruzaron en el colegio enseguida hicieron buenas migas. Llegaron a compartirlo todo, sus sentimientos, sus ilusiones, expectativas de futuro y risas. Y así pasaron los años. Evidentemente Toono Y Akari se habían enamorado y habían forjado una unión inquebrantable, que, por desgracia, la distancia debilitaría. Y es que un buen día el padre de Akari es trasladado, por razones de trabajo, a otra ciudad, y toda la familia, como es lógico, debe ir con él. A partir de ese momento, de esa triste despedida, seguiremos los pasos del muchacho que quedó con el corazón roto en este manga titulado: 5 Centímetros por segundo.



5 Centímetros por segundo, que es la velocidad media a la cual caen los pétalos de cerezo del árbol, es una historia de amor ejecutada por dos mentes pero sólo por dos manos. Me explico: por un lado tenemos a Makoto Shinkai, reputado director de cine de anime, que en su haber tiene grandes película como Viaje a Agartha o la más actual Your Name (Kimi no nawa) que se ha convertido ya en la tercera película de anime más taquillera de la historia. Él, en 2007, fue el encargado de llevar a cabo una película de animación llamada 5 Centímetros por segundo que tuvo gran acogida y que hizo que más de un espectador saliera del cine con alguna que otra lagrimilla. Tras este éxito se hizo una adaptación al manga y la encargada para ello fue la mangaka Yukiko Seike que llevaría la historia un poco más allá de lo que explicaba la película.



5 Centímetros por segundo es una historia agridulce. El amor adolescente, la esperanza de un nuevo encuentro, las confesiones más íntimas… todo ello será la parte más dulce de lo relatado. Pero también es cierto que a lo largo de las páginas asistiremos a ese inevitable paso del tiempo que acarrea la sensación de oportunidades desperdiciadas además de mostrarnos, mediante varios personajes, una existencia marcada por amores platónicos que no dejan avanzar libremente, siendo un lastre en el duro camino de la vida. Los temas pendientes, los corazones con cicatrices producidas por desamores, esa será la parte más agría contada en 5 Centímetros por segundo.



El dibujo de Yukiko Seike es preciosista, detallista y evocador, muy bucólico en los paisajes. Y debe serlo, pues muchas escenas se cuentan con silencios y recuerdos; escenas en las que las imágenes hablan, y lo hacen por si solas: con miradas de complicidad, sonrisas tímidas sin atisbo de humor y lágrimas cálidas o solitarias que serán la culminación de un momento triste o placentero.




5 Centimetros por segundo es un manga realista. Uno de esos que pueden dejarte con el corazón algo herido. Pero la historia, que muestra de forma elocuente y formidable todos esos sentimientos abrumadores y contradictorios que asaltan al que se enamora, anima siempre a seguir amando, a continuar luchando por lo que queremos y a tomar decisiones, aunque éstas en ocasiones puedan no ser las más acertadas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Inserta tu opinión aquí...