lunes, 30 de mayo de 2016

Relojes de hueso



Después de una pelea con su madre, Holly huye de su hogar. Mientras se adentra en la campiña inglesa, una extraña se cruza en su camino y le solicita «asilo», una petición a la que la adolescente accede sin ser consciente de su significado. De repente, las extrañas visiones y voces que la acechaban de niña vuelven a perseguirla y alteran su mundo hasta adquirir un aura de pesadilla. A esto se añadirá la traumática desaparición de su hermano pequeño, un niño inquietante con una inteligencia inusual.
Pasarán muchos años antes de que Holly entienda qué sucedió ese fin de semana.
A ritmo de thriller, este prestidigitador de las letras británicas nos traslada a un mundo lleno de posibilidades a través de crisis familiares, entornos universitarios, conflictos bélicos, festivales literarios y microsociedades postapocalípticas, todo ello unido por la fantasía, la magia, la inventiva, el humor y el ingenio de un autor que, según la crítica, «marca el futuro de la ficción» (The Washigton Post).



Todo está enlazado. Unas palabras agradables o un trato despectivo puede cambiar el destino de una persona; y no sólo a lo largo de su vida, sino a lo largo de varias vidas y cientos de años. Relojes de Hueso es un ejemplo de ello. Muestra esa máxima a lo largo de seis historias que conformarán la novela. Seis historias que podrían funcionar por si solas, si no fuera porque en ellas hay un nexo en común que sin ser el detonante que las hace avanzar si será las piezas del puzzle que completará la colosal obra. Puzzle de puzzles, miles de piezas por cada puzzle. Esa es la idea que tenéis que tener en mente antes de empezar Relojes de Hueso. Pero no os mareéis ni os pongáis a vomitar por la borda todavía, pues el viaje es placentero, tanto que se os va hacer corto.



David Mitchell es un artista a la hora de poner voces, de crear personajes y, lo más importante, de otorgarles un alma y una forma de ser única. Todo empieza con la adolescente Holly en Ola de calor, en un libro (pues como he dicho es un libro de libros) que trata de la rebeldía juvenil; de esas ganas precoces de volar y dejar atrás a esos fastidiosos padres que dan la lata pero que al fin y al cabo aún son necesarios. Aquí la fantasía son sólo retazos que aparecen en el momento más inesperado para estallarte en la cara y dejarte con cara de lelo. Yo traigo mirra, su perfume amargo es la segunda historia de este slipstream (que es el término que se le otorga a este tipo de libros que son algo raros y que son difíciles de encuadrar en un solo género literario). Universitarios de clase alta son los protagonistas, y en especial uno con ciertas tendencias sociópatas que aunque en primer momento odiaras su, en ocasiones, osada sinceridad acabará encandilándote. En La juerga nupcial asistiremos a la cruda realidad que nos muestra un periodista de guerra, uno que debe elegir entre la droga que resulta ser la adrenalina que le otorga jugarse el pellejo o volver con su familia. Un relato crudo y cargado de duras críticas de marcado carácter antibelicista. En El planeta solitario de Crispin Hershey descubriremos que se esconde entre las bambalinas del mundo literario. Cuán efímera puede ser la fama y qué se está dispuesto a hacer por mantenerla. La culpa y la
redención van de la mano en esta brillante historia que Mitchell, que sabe de lo que habla, narra de forma sublime.

La horología es el arte o estudio de medir el tiempo. Pero cuando hayáis llegado a El laberinto solitario de un horologista sabréis que esa definición es sólo una verdad a medias y que no define de forma correcta a los personajes que pululan a estas alturas del libro. Si la fantasía hasta entonces eran sólo guiños que podían desorientarte, agárrate porque vienen curvas; y son muy cerradas. Esta parte está plagada de conceptos, de filosofía, metafísica a raudales y una fantasía, hasta cierto punto, innovadora. Ahora es cuando empiezas a encajar piezas, todas esas que el locuelo de David Mitchell ha ido esparciendo como miguitas por toda la narración. Ahora, aunque ya hace tiempo que lo estabas, estás atrapado en las garras del autor y sólo te queda por llegar a Sheep's Head. Mundo apocalíptico, con una coherencia y una claridad que resulta aterradora. Aún quedan vivencias, y penurias y lo mejor de todo es que el final a estas alturas te va ha importar un pimiento (ese fue mi caso), pues acabara como acabara Relojes de hueso ya era ese libro que me tendría rumiando durante varios días.

lunes, 23 de mayo de 2016

La Dama de las Nieves



La dama de las nieves es una misteriosa mujer que sólo se aparece a los viajeros perdidos en las tempestades de invierno. ¿Cuál es su origen? ¿Qué acontecimientos presencia la dama de cara blanca y labios rojos? Nadie sabe si es un espíritu o una diosa, pero todos conocen su leyenda.




Cuenta la leyenda que una mujer de tez pálida, oscura melena y cuerpo esbelto se aparece ante aquellos que quedan atrapados en las montañas a merced de una tormenta de nieve. Su misión no es otra que la de darles un final tranquilo, durmiéndolos apaciblemente para que no sufran una muerte dolorosa y agónica. En la mayoría de las historias que se relatan sobre la dama blanca ella resulta ser alguien de carácter compasivo que sólo quiere ayudar al extraviado a dejar atrás todo sufrimiento. Pero hay otras que cuentan que cabalgando sobre ráfagas de aire que toman la forma de lobos árticos puede atacar al despistado para acabar con su vida de forma brutal. Este mito que forma parte del folclore japonés sirve de excusa para enlazar tres historias que transcurren durante el crudo invierno. Las artífices de todo esto son CLAMP el cuarteto de féminas mangakas que nos han dado obras como RG Veda, Tokyo Babylon o Chobits.



El colmillo del lobo, La flor de hielo y Las dos garzas son esas tres historias auto conclusivas que forman parte de este único tomo. En ellas asistiremos a historias de amores imposibles, tragedias familiares y desgracias variadas. Podría definirse como un manga con folclore asiático pero atestado de tragedias griegas. Preparaos a sufrir, a seguir las andanzas de personajes que se les escapa la felicidad una y otra vez, que sólo la rozan con los dedos y que acaban siempre encontrándose con la dama de las nieves y esas lágrimas suyas en forma de perfectos copos de nieve.
A las sencillas y tiernas historias les acompaña un dibujo igualmente elemental: diseños de personaje típicamente shojo (mangas que buscan captar la audiencia femenina) con cuerpos muy estilizados y rostros de ojos enormes y boquita de piñón. Los primeros planos de estos rostros muestras la maestría de las CLAMP (sobretodo en las páginas a color) captando los diferentes sentimientos de una persona con apenas unos pocos trazos, por el contrario, y en este caso en concreto, los escenario nevados y sin apenas algún detalle muestras viñetas blancas y vacías que en ocasiones una figura difusa por la ventisca no consigue llenar esa sensación de oquedad.




En general La dama de la nieves es un manga que se lee de una sentada y que deja un sabor agridulce por las trágicas historias que cuenta. Si sois fans de CLAMP y os gusta el drama quizá sea el momento de que leáis este corto aunque entretenido manga.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Breve reseña 34 Salón del Cómic de BCN + Día del Cómic gratis




Un año más el Salón del cómic de Barcelona gana metros cuadrados; un año más el Salón del cómic de Barcelona supera las expectativas y a pesar de la lluvia alcanza una nueva cifra récord de visitantes. Entonces, si había más metros cuadrados habría muchas más exposiciones, ¿verdad? Pues no, el número de exposiciones era similar a la de otros años, pero con más espacios para que la gente paseara mejor o pareciera que no estaba todo tan vacío; elegid la opción que más os guste.






A resaltar la de los automóviles. Atractiva, llamativa y entretenida. La de las superheroinas, aunque correcta era algo escueta, faltaban originales o cosas más interesantes. La exposición estrella era la de Franciso Ibáñez,que este año ha cumplido 80 añazos. Una exposición que ocupaba uno de los palacios casi al completo, compartiendo espacio con el pequeño escenario. Y tal vez la exposición más famosa fuera la de los desnudos del autor VictorPuchalski y todo el revuelo que se armó cuando Ficomic decidió retirarlos contándole luego una milonga al autor.



En lo referente a stands: lo de siempre aunque menos. Me dio la sensación de salón vació, de salón desangelado. Conté algunos stands que este año no estaban, como por ejemplo el de Fnac o El jueves, y diría que incluso algunos más.






Y bueno, la guinda del pastel fue descubrir que Francisco Ibáñez, el domingo, sólo firmaba sus cómics si antes había pasado por la caja de El corte inglés. Había allí dos señores de seguridad, no sólo protegiendo al historietista, sino comprobando que todo el mundo tuviera su ticket. ¿Una palabra? Triste.



En general este Salón del cómic de Barcelona ha sido correcto pero demasiado simple, con mucho espacio desaprovechado y con pocos eventos en los que el público pudiera participar.

Autores en el día de cómic gratis




Por otro lado, y continuando con la temática del cómic, el sábado pasado 14 de mayo fue el día del cómic gratis. Todas las tiendas que estaban adscritas a la fiesta repartieron previews de cómics y el cómic oficial del día de forma gratuita. Algunas incluso decidieron que valía la pena ofrecer algo más, como por ejemplo Norma Cómics de Sabadell que trajo a varios autores para que durante dos horas firmaran a sus fans los ejemplares que estos les trajeran. Sin tickets de por medio. Una fiesta pequeña pero muy bien montada.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Steelheart (Reckoners 1)



Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova.
De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos.
El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. Los Reckoners quieren venganza, y el chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.


Steelheart es algo parecido a un dios griego con sobredosis de anabolizantes. Un tipo tan majestuoso que que casi reluce, y tan musculoso que rompe todas las reglas biológicas referentes al cuerpo humano. El problema es que él, al igual que casi todos los Épicos, se ha decantado por ser un villano en vez de trabajar como superhéroe; tal vez por que robar bancos, extorsionar gobiernos y matar gente sea más divertido, además de tener una mejor remuneración. 
¿Un puñado de seres normales que tras la caída de un meteorito, la explosión de un acelerador de partículas o ser alcanzados por un rayo alienígena se convierten en tipos que tienen cualidades o poderes sobrehumanos? Nada nuevo bajo el sol, ahora mismo algo similar me viene a la cabeza: Rising Stars de J. Michael Straczynski, por citar un sólo ejemplo.


 
Lo nuevo es que los buenos, los héroes, son una especie de grupo de renegados, (terroristas realmente) que atenta contra los Épicos. Primero los estudian, espiándolos o internándose en la misma boca del lobo para averiguar el punto débil. Porque todos, absolutamente todos lo tienen, pero evidentemente es complicado encontrarlo pues ellos ya se cuidan de no mostrarlo o ir pregonándolo por ahí.
Steelheart de Brandon Sanderson es una entretenida novela de ciencia ficción con alta dosis de acción. Es una acción endiablada, y en ocasiones repetitiva, que te lleva hasta el final del libro en volandas, con unos personajes repletos de enigmas y misterios.
Chicago Nova es donde transcurre la acción, una ciudad en la que casi todo es de metal, ciudad ahogada por las tinieblas, pues otro Épico se encarga de que los rayos del sol jamás la alcancen. Una ciudad que Sanderson describe con todo lujo de detalles y que al final llegó a gustarme incluso más que los propios personajes.
El otro punto a favor es el referente a las debilidades, en especial la que tiene que ver con el villano en la que se centra esta novela y que nos brindará una enfrentamiento final bastante épico. 

Brandon Sanderson

Steelheart es una novela ligera, fácil de leer y digerir que da una nueva vuelta de tuerca, un cuarto de vuelta tal vez, al tan manido género de superhéroes.