jueves, 3 de octubre de 2013

Ha vuelto




Es el verano de 2011. Adolf Hitler despierta en un descampado en el centro de Berlín. No hay símbolos nazis, reina la paz, las calles están invadidas por extranjeros, y Alemania está gobernada por una mujer rechoncha que hace lo que quiere en Europa. Sesenta y seis años después de su caída, el resucitado Hitler triunfa en la televisión como perfecto imitador del Führer, un cómico genial. Pero él no bromea en absoluto. La fama es la plataforma perfecta para retomar su carrera política. ¿Qué daño podría hacer hoy Hitler? Esta disparatada historia está contada por él mismo, un hombre que analiza tenazmente su entorno, que descubre de modo fulminante los puntos débiles de los demás, que, con una terquedad sin límites, se guía por su extraña lógica, con fanatismo pero también con lucidez. 


Adolf Hitler despierta en 2011. Lo último que recuerda es que estaba en su bunker totalmente desesperado y con una pistola en la mano. Recuerdo que borra rápidamente de su mente al descubrir que la Alemania en la que él vivía ha cambiado demasiado para su gusto. Vestido con su uniforme por las calles de Berlín en no mucho tiempo la gente lo confunde con un imitador del dictador. Y mientras Adolf intenta adaptarse a los nuevos tiempos unos productores de televisión ya planea hacer un programa de humor con él.

Timur Vermes, el autor, poniéndole gafas a Hitler


Ha vuelto es una novela que en la sinopsis venden como de humor. Y así es, pero hay que matizar, ya que el libro se puede dividir perfectamente en tres partes (o en tres formas de narración). La primera y más divertida, y la que llegará al gran público: esa en la que un Adolf Hitler intenta adaptarse al nuevo mundo. Descubriendo lo que es la televisión ( horrorizándose con los programas de cocina). Descubriendo lo que es un ordenador y el ratón. Intentando averiguar si todavía queda algo de lo que él instauro con mano dura. Y alucinando cuando observa como, por ejemplo, una señora recoge las heces de su perro.
La segunda parte: Hitler observando su mundo desde su anticuado y retorcido prisma. Brillantemente escrito en forma de sátira y dando algún que otro puyazo a la sociedad actual.
Y por última la tercera, muy similar a la segunda pero cargada de referencias a la primera y segunda guerra mundial. A la política de entonces y comparándola con la de ahora. Algo que puede hacer gracia a un alemán o a alguien muy puesto en esos temas. Y aún el anexo de ayuda que hay en el libro explicando los personajes o lugares de la época de Hitler el que vaya buscando un libro de humor se sentirá defraudado. Ya que esta tercera parte, la de los monólogos del Führer (bien escritos y que demuestran que Timur Vermes, el autor, se ha empapado del personaje) esos que pueden llegar a ocupar capítulos enteros (entre 6 y 10 páginas) pueden resultar un hueso duro de roer. Un tostón, hablando claro. Haciendo que la novela no avance y que tras varios capítulos a Hitler no le haya pasado nada de nada.

Charles Chaplin en: El gran dictador


Ha vuelto es un libro sobre el retorno de uno de los personajes más controvertidos del siglo XX y su forma de ver el siglo XXI. Un libro escrito en clave de sátira política que pretende divertir pero que al final y sobretodo con ese aire de novela de ensayo acaba aburriendo.

1 comentario:

  1. Qué lástima que empiece tan divertido para terminar aburriendo... La verdad es que a simple vista es llamativo.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Inserta tu opinión aquí...